La elaboración de los vinos de Obalo está basada en el control del viñedo marcando la vocación de cada vino de antemano y siguiendo su evolución desde el inicio, desde la poda, hasta su correcta maduración. El objetivo es obtener vinos de marcada personalidad, vinos modernos derivados de la tradición de la viña en combinación con la juventud de la bodega, potentes pero con la delicadeza de todo el proceso y fieles reflejos de los caprichos climáticos de las añadas.